Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

April 6, 2018

Una fiesta de cumpleaños es una manera divertida de reconocer hitos importantes en la vida de una niño(a). Los familiares y amigos están invitados para participar en la diversión, y todos disfrutan de un día de celebración. Sin embargo, entre bastidores esto puede ser una experiencia estresante para los papás. Organizar y dar una fiesta puede ser un desafío caro, especialmente si en la familia hay varios cumpleaños cada año o si la familia siente la presión de dar una fiesta extravagante.

Ten Éxito con la Fiesta de tu Hijo(a) con un Presupuesto

Tener una fiesta de cumpleaños exitosa sin gastar por encima del presupuesto necesita una mezcla de planificación, creatividad y paciencia. Aquí hay unos consejos para dar una fiesta exitosa mientras mantienes los costos bajo control.

Establece un plan. Antes de comenzar a planear la fiesta, es importante que establezcas el presupuesto primero. Siempre puedes ajustarlo por arriba o abajo si es necesario, pero establecer un tope preliminar te ayudará a limitar la cantidad que puedes gastar en el lugar, la comida y las actividades. Un buen lugar para empezar es contratar un planificador de entretenimiento para que te ayude a determinar exactamente lo que el presupuesto debe incluir.

Selecciona un lugar. Ya sea que estés buscando un lugar lleno de trampolines o un lugar más convencional como el zoológico o un boliche, si decides tener actividades fuera de casa muchas comunidades tienen varias opciones de lugares para fiestas de cumpleaños de niños.

Algunos lugares tienen ofertas de todo-incluido y se encargan de todos los detalles. Por ejemplo, se encargan de cosas como las invitaciones, el entretenimiento, las actividades, la comida y los recuerdos de fiesta dependiendo del paquete que compres. Otro beneficio de tener la fiesta fuera de casa es evitar toda la limpieza después de la fiesta. Si buscas una opción sin trabajo y sin estrés, un lugar listo para niños será lo mejor, pero vas a tener que pagar extra.

Organizar la fiesta en casa podría ahorrarte mucho dinero. Alternativamente, un centro de recreo o parque cercano que te permite rentar lugar gratis, o por una cuota nominal, sería una buena opción para las fiestas grandes. Aunque normalmente es más trabajo, organizar tu propia fiesta significa que puedes personalizar el evento para adaptarlo mejor a la personalidad e intereses de tu hijo(a). También significa que puede ser tan sencilla o extravagante como la quieres.

Algo para reflexionar. Decidir en el menú para tus invitados jóvenes también va a contribuir al presupuesto de la fiesta. Compara precios para las mejores opciones en un servicio de comidas, o prepara la comida tú mismo para ahorrar dinero. Unas ensaladas grandes, pizzas, platos de pasta y jarrones de jugo puede ser relativamente baratos y fáciles de preparar. Pedirle a tus invitados que lleven platillos es otro método popular para ahorrar costos. Acuérdate de mantener a los invitados en mente, y no se te olvide preguntar si tienen alguna alergia a la comida.

Escoge actividades apropiadas a la edad. Muchas veces los niños empiezan a invitar a los amigos a sus fiestas cuando están en el kínder o escuela primaria. Estas fiestas no necesitan ser complicadas con entretenimiento demasiado caro – mantener el evento divertido y sencillo es la clave.

Una fiesta de pijama o de ‘late-over’ (para niños chiquitos que necesitan ir a su casa a dormir) puede ser una alternativa divertida a un evento diurno convencional. El festejado o la festejada puede invitar a unos amigos para dormir, o por unas horas, y pueden comer pizza y palomitas viendo una película, y si quieres ofrecer una alternativa más sana, ofreciéndoles fruta y verduras mientras se relajan sería una buena opción.

Actividades físicas, como un juego organizado o una búsqueda de tesoro por la tarde seguida de una barbacoa, puede funcionar para algunos. Otros prefieren actividades de fiesta creativas en casa, como hacer pulseras de amistad o sus propias pizzas individuales.

Escoge un tema amplio y algunas decoraciones claves. Ya sea que compres las decoraciones en línea o vayas a una tienda local, no hay porque tirar la casa por la ventana en relación con las decoraciones. Una manera de ahorrar dinero es usar un tema general, como lo de piratas, princesas o superhéroes, en vez de un carácter o marca en particular. Después de ponerte de acuerdo con tu hijo(a), considera buscar los productos de papel y las decoraciones que vayan con el tema en una tienda de todo por un dólar o de artículos usados.

Siempre hay grandes ideas de DIY en línea para crear tus propias decoraciones, incluyendo patrones y diseños imprimibles gratis.

Dar o no dar recuerdos de fiesta. Recuerdos de fiesta puede ser una necesidad según tu hijo(a), y algunos niños los ven como la mejor parte de ir a una fiesta de cumpleaños. Pero acuérdate, la mayoría de los niños se emocionan con cualquier cosa nueva y diferente – no tiene que ser una colección de cosas caras para que estén felices. Un juguete pequeño, burbujas, tarjetas de caracteres o deportes, o un dulce siempre son éxitos.

Limita la lista de invitados. Invitar a todos los compañeros de clase puede ser divertido, pero no es un requisito. Una regla general que usan algunos papás es permitir que sus hijos inviten tantos amigos como su edad. También puedes permitir que los hermanos inviten un amigo(a) para que no se sientan excluidos. Un limite en la lista de invitados ayuda a mantener la fiesta bajo control y evita que tu hijo(a) esté abrumado. Al mismo tiempo puedes hacer más con un presupuesto limitado, no tienes que gastar tanto en comida, bebidas, lugar o recuerdos de fiesta. Cuando mandes las invitaciones, considera usar una invitación electrónica en donde los invitados (o sus papás) pueden RSVP fácilmente y agregar el evento a sus calendarios; también puede hacer el proceso de planificación menos estresante.

En Resumen: Planear una fiesta para un niño puede salirse de control rápidamente, y por eso es muy importante establecer un presupuesto y priorizar tus gastos. Un presupuesto pequeño puede ser más que suficiente para dar una fiesta de cumpleaños inolvidable y divertida para tu hijo(a). Enfócate en lo importante: la celebración, la familia, los amigos y un pedazo de pastel.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir